Top
Experimentos de transformación una retrospectiva – Blog Ceiba
fade
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-dark-header
Blog Ceiba / Agilismo  / Experimentos de transformación una retrospectiva

Experimentos de transformación una retrospectiva

Durante los últimos dos años y medio he participado como Agile Coach, en la transformación de compañías y áreas de TI a marcos ágiles. Ha sido un camino interesante con muchos aprendizajes que les quiero compartir.

 

Al principio pensaba que, con dar capacitaciones de marcos ágiles a las personas, montar los equipos (product owner, scrum master, ingenieros, tester), hacer pruebas automatizadas, integración continua y que se cumpliera el marco Scrum, ya estábamos haciendo agilismo, esto es solo una parte, porque si las personas solo hacen las reuniones o eventos como robots y no le encuentran sentido o no tienen un objetivo claro, es seguir haciendo lo mismo, pero con más reuniones y roles.

 

Lo que realmente debemos buscar es que los equipos trabajen sobre los valores y principios del agilismo y a continuación desarrollen comportamientos organizacionales que les permitan entender realmente qué es ser ágil, «ser flexible, entregar valor constantemente, colaborar y mejorar continuamente».

 

Para lograr esto no solo debemos hacer capacitaciones, formar equipos, hacer prácticas técnicas, lo que debemos hacer es que las personas disfruten su trabajo,trabajen colaborativamente para lograr un mismo objetivo y tengan un alcance y/o propósito claro, y conozcan el impacto y la experiencia que le estamos generando a nuestros clientes con la implementación del producto, de esta manera podemos tener productos con entregas tempranas, continuas y generando valor en el tiempo oportuno.

 

Con base en la experiencia que hemos tenido y lo que hemos aprendido en el área y con las compañías que hemos trabajado, les dejo algunas recomendaciones que les pueden ser de ayuda, para tener personas, equipos y empresas diferentes.

 

Tener un propósito claro y común como compañía, área, proyecto, equipo o personas (para identificar la conexión de lo personal con lo empresarial). El objetivo es que todos estén alineados y se comprometan con los mismos resultados.

 

Sensibilizar a la alta gerencia y los líderes. El objetivo es explicarles de qué se trata la transformación, para poder tener el apoyo de ellos, por qué la transformación inicia desde la persona misma hacia los equipos de manera paulatina, haciendo cosas de forma diferente y relevante. Para ello se necesita del apoyo de la gerencia y los líderes.

 

Crear, capacitar y acompañar al equipo de transformación de cada compañía, ya que esto no es responsabilidad de nosotros como proveedores, en cada compañía debe de existir un equipo responsable de continuar con el proceso.

 

Capacitar y acompañar a los equipos en los marcos ágiles, y ayudarles a identificar qué es de valor para cada equipo, para que lleguen al propósito definido en el punto 1.

 

Capacitar y acompañar en prácticas técnicas las cuales no residen directamente en el marco de trabajo scrum pero si residen en marcos que complementan fuertemente a crum, SAFe, XP (por mencionar algunos ejemplos), estas prácticas equilibran en gran medida la consecución del primer punto «1». Cabe recordar que un técnico sin mindset es un técnico cojo, pero son de mucha ayuda con: automatización de pruebas, despliegues continuos, validación de código estático.

 

Trabajar en el ser, en la persona, ya que cada uno tiene sus fortalezas y oportunidades de mejora en habilidades blandas, y el eje principal de los marcos ágiles son las personas.

 

Por el momento se han tenido resultados positivos en las compañías que nos dejan trabajar de ésta forma, ya que hay otras compañías que creen que ser ágil solo es tener prácticas ágiles, técnicas, reuniones o eventos, y las personas pasan a un segundo plano, recordemos que , uno de los valores del agilismo: personas e interacciones sobre procesos y herramientas.

Marcela Barrera

Escrito por: Marcela Barrera

Ingeniera de Sistemas, Especialista en Gestión de Proyectos, Scrum Master y Agile Coach. Convencida que los mejores productos emergen de personas motivadas y apasionadas por la mejora continua.

No Comments

Comentarios