Top
Mínimo producto viable: Mejor temprano que tarde – Blog Ceiba
fade
29
post-template-default,single,single-post,postid-29,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-dark-header
Blog Ceiba / Agilismo  / Mínimo producto viable: Mejor temprano que tarde

Mínimo producto viable: Mejor temprano que tarde

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…

 

A muchas organizaciones y emprendedores les ocurre lo que pasó a Diana, quieren entregar a los usuarios el mejor producto, con todas las funcionalidades que creen solucionará la necesidad o el problema del usuario. En muchos de estos casos es alta la inversión que se hace en tiempo y presupuesto y cuando finalmente lo tienen listo y se libera, se dan cuenta de que no era precisamente lo que esperaba el usuario o en el peor de los casos es demasiado tarde y les gana la competencia.

 

Un concepto que ayuda a los empresarios a mitigar estos casos se conoce con el nombre de mínimo producto viable (MVP). El MVP es aquella versión de un producto o servicio con el cual se quiere obtener la mayor cantidad de aprendizaje a través de las validaciones que hacen los usuarios con el menor esfuerzo posible. En otras palabras, es lo mínimo que esperamos liberar al mercado para aprender y validar si nuestro producto o servicio es lo que necesita el usuario.

 

Es importante resaltar que los MPVs que definen los equipos de trabajo deben estar asociados a uno o varios KPIs (Key Performance Indicator) de la organización, ya que si el producto o servicio no apoya la estrategia de la compañía seguramente no se obtendrán los resultados que se esperan y habremos invertido tiempo y presupuesto que al final se convertirán en un desperdicio para la organización.

 

Como experiencia, quiero contarles que hace algunos meses estuve apoyando un proceso de transformación organizacional en una entidad muy grande y compleja y ¡vaya que les costó entender y definir sus mínimos productos viables!. Ellos pensaban que era necesario entregar a los usuarios los productos con “TODOS los juguetes” y al final cuando obtenían su retroalimentación se daban cuenta de que no les servía, no lo usaban o no necesitaban todo lo que se construyó, y en este punto era demasiado tarde para realizar cambios, los cuales resultaban altamente costosos en tiempo y dinero.

 

Una de las grandes bondades de definir un MVP es fallar y aprender rápidamente de los productos en colaboración con los usuarios, pues son ellos la principal fuente de información para mejorar y robustecer los productos, convirtiéndose en un ciclo iterativo en idear-construir-medir-aprender.

 

¿Qué podemos hacer para lograr una definición del MVP?

 

Estas son algunas de las ideas que podemos poner en práctica:

 

a. Definir un plan de versiones del producto
Una herramienta que ayuda a establecer este plan de versiones es el User Story Mapping (USM) de Jeff Patton. Esta herramienta permite tener una visión completa del producto y establecer la primera versión del producto o lo que llamamos el MVP. Te dejo un link donde puedes ampliar más información sobre el USM.
https://www.scrumalliance.org/community/articles/2013/august/creating-an-agile-roadmap-using-story-mapping

 

b. Establecer un Time to Market
Al definir una fecha en la que puede ser liberado un producto al usuario, nos lleva a establecer cuáles serán las características mínimas que tendrá el producto o servicio, de tal forma que pueda ser implementado desde hoy a la fecha definida. Se espera que ésta fecha sea lo más temprana posible con el fin de recibir retroalimentación de los usuarios, estar a la vanguardia y delante de la competencia (recordemos que el que pega primero, pega dos veces)

 

c. Priorización con sponsors
Los sponsors siempre quieren todo y para ya (que raro, ¿verdad?). Sin embargo, hacer sensibilizaciones respecto a que es un MVP (cuál es su propósito y qué esperamos), definir con ellos el time to market e involucrarlos en la definición del producto, permite que podamos identificar cuáles deberán ser sus características mínimas. Podemos hacer uso de herramientas como el User Story Mapping y MoSCoW (herramienta de priorización)

 

d. Prototipado
El prototipado permite hacer un modelo del producto y realizar un testeo del mismo sin necesidad de que esté construido o disponible. Podemos hacer uso de bocetos, wireframes, prototipos o maquetas que nos den un mayor acercamiento al producto real en poco tiempo y con un bajo presupuesto, de tal forma que podamos validarlo con los usuarios y obtener una mejor retroalimentación del producto.

 

Te comparto un blog en el cual puedes encontrar una variedad de herramientas para hacer prototipado. https://www.iebschool.com/blog/herramientas-prototipado-analitica-usabilidad/

 

e. Focus group con usuarios potenciales

Consisten en reunir un pequeño grupo de personas (8 a 12) para contestar preguntas o generar una conversación en torno a un producto, servicio o idea, con el fin de recolectar información sobre sus opiniones, emociones y actitudes, en poco tiempo y con el menor esfuerzo. Estos espacios pueden ayudar a definir el MVP (validar la idea) o evaluar el MVP (validar el producto). Pueden ser combinados con el prototipado, así lo hemos aplicado en la organización para la cual trabajo, primero hacemos un prototipo del producto y luego a través de un focus group recibimos retroalimentación de los usuarios para hacer los ajustes y mejoras correspondientes.

 

Espero que éstas herramientas y prácticas puedan ayudar a tu organización o equipo a definir un producto o servicio mínimo, que les permita ser competitivos y estar a la vanguardia en innovación, que les permita validar si van por buen camino o será necesario realizar ajustes para resolver el problema o la necesidad del usuario. Como dice el título de este post… mejor temprano que tarde.

 

Angela Tangarife

Escrito por: Angela Tangarife

Angela es Agile Coach y su principal responsabilidad es ayudar a los equipos de trabajo y a las organizaciones a convertirse en su mejor versión 🙂 mediante el trabajo colaborativo, la mejora continua y la adaptación al cambio.

No Comments

Comentarios